Por Víctor Sánchez Baños

Durante el sexenio de Enrique peña Nieto, no se generaron huelgas relevantes. Simplemente ocurrieron actos de grupos que sólo buscaban presionar al gobierno para mejorar sus canonjías como el Sindicato de la Educación y otras organizaciones radicales.

Pero, el arranque de 2019 en el país hay 15 huelgas activas, tres de ellas estallaron en enero y febrero, se contabilizan 384 emplazamientos a huelga y 37 conflictos laborales sin amenaza de ir a paro, muestran datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Las reglas, repentinamente cambiaron y, en el gobierno socialista actual, los empresarios están contra la pared, aunque públicamente no lo reconozcan. Los emplazamientos son de sindicatos pertenecientes a la CTM, CROC y CROM, ligados al PRI y con fuertes lazos a gobiernos anteriores.

Más sectores laborales podrían iniciar más emplazamientos a huelga en las próximas semanas, lo que se sumaría a las maquiladoras tamaulipecas.

Ya están calentándose varios sectores como el de la construcción, que genera miles de empleos en el país. Si ese es el juego de oposición que manejará el PRI, se equivoca, ya que sus aliados empresariales, le darán la espalda.

 

poderydinero.mx

vsb@poderydinero.mx

@vsanchezbanos

LEAVE A REPLY