Por Víctor Sánchez Baños

 

Las previsiones oficiales de la “empresa productiva” Pemex, al mando de José Antonio González, para el 2017 son desalentadoras para quienes fincan sus esperanzas en el petróleo.

Según los pronósticos que proporcionó la petrolera mexicana que se difundieron a los mercados internacionales, el piso de 2 millones de barriles diarios de exportación podría disminuir incluso a menos de 1.7 millones de barriles.

Esto implica una caída importante en los ingresos por la venta de crudo en los mercados internacionales. En los mejores momentos de la petrolera mexicana, se llegaron a exportar más de 3.5 millones de barriles diarios, cuando en los precios estaban rondando más de los 75 dólares. Incluso en los momentos en que se exportaban 2.5 millones diarios, Pemex exportaba en 100 dólares el barril.

Son serios los errores en la política petrolera del país. El Congreso aprobó una reforma energética, donde destaca el sector petrolero. Sin embargo, no se implementaron medidas para dar un valor agregado a los productos que elabora la paraestatal. No sólo es sacar el petróleo, en momentos en que está saturado el mercado, sino el producir químicos, combustibles y otros derivados en plantas industriales del Estado y del Sector Privado.

Exportar es la clave del desarrollo delas naciones y es la cereza del pastel de las reformas estructurales en materia de energía. Todo lo demás no sirve para los mexicanos.

vsanchezb@gmail.com         Twitter:vsanchezbanos

LEAVE A REPLY