Por Víctor Sánchez Baños

 

Los analistas de la economía nos mencionan que el crecimiento del país estará por debajo del 2%. Esta es una cifra que por sí sola no dice absolutamente nada pero que lleva un trasfondo que afecta la vida de los 127 millones de mexicanos.

Como referencia, el crecimiento de la economía es lo mismo que el del PIB (el Producto Interno Bruto), lo que todos los mexicanos producimos en un año. Si éste crece, significa que crecerá la demanda de empleos y, de la mano, un aumento en los salarios para que puedan comprar los artículos que el sector empresarial produce.

Para que los mexicanos veamos reflejado en nuestro bolsillo y el bienestar de nuestras familias, México debería crecer el orden del 7% anual. Cada punto porcentual del PIB, representa poco más de 200 mil nuevas plazas de trabajo estables, según algunos teóricos de la economía. Otros sólo mencionan 150 mil.

Por ello, si el Banco de México, que gobierna Agustín Carstens dice que los analistas prevén que crecerá el PIB sólo 1.7%, hablamos de un magro crecimiento del empleo y el bienestar reflejado en los bolsillos de la mayoría de los mexicanos. El pronóstico: negro panorama.

Comunícate: vsanchezb@gmail.com        Twitter y Facebook: vsanchezbanos

LEAVE A REPLY