Por Víctor Sánchez Baños

 

Luis Videgaray, secretario de Hacienda en las reuniones plenarias de los legisladores de los diversos partidos políticos, les prometió que en el periodo ordinario de sesiones del Congreso no propondrá nuevos impuestos.

Sin embargo, en el doble discurso político de la actual administración, no se refirió a los precios de los bienes y servicios que ofrece el gobierno. En estos están los combustibles.

El titular de Hacienda, no tocó el tema, a pesar que es considerado como el más espinoso de la política económica, que genera tendencias sobre la elaboración de los presupuestos de las empresas y de los mexicanos de todos los estratos económicos, que obviamente son organizados.

Videgaray nos sigue mencionando que hay un subsidio a la gasolina y reflexiona que no es una estrategia adecuada para solventar la crisis. Sin embargo, no se debe olvidar que el precio de ese combustible que sirve para mover mercancías y personas en todo el país, es mucho más alto en Estados Unidos, país donde se adquiere para importarlo a México.

No se comprometió a evitar el aumento en el precio de la gasolina, pero dijo que se abrirá la frontera para la libre importación del combustible para que sea la competencia la que defina el mejor precio. Ojalá y eso ocurra.

Comunícate: vsanchezb@gmal.com        Twitter y Facebook: vsanchezbanos

LEAVE A REPLY