Por Víctor Sánchez Baños

Una información pasó inadvertida para muchos analistas de los mercados. Inversionistas sacaron una suma impresionante de dinero del país, apostando a las economías de otros países.

Hace unos días, el Banco de México informó que entre enero y marzo de este año los inversionistas residentes en México aumentaron sus activos en el exterior en 14 mil 349 millones de dólares.

Esto significa que en un solo trimestre, el primero del año, los residentes del país, los inversionistas, sacaron recursos equivalentes a 55% del capital total que desinvirtieron en todo 2016.

Así, el éxodo de inversionistas residentes de este 2017 desbancó al registro del periodo enero-marzo de 2016 que había sido el de mayor ampliación de depósitos en el exterior, cuando alcanzó 12 mil 749 millones de dólares.

La información llana y seca no tiene gran impacto, pero si se estima que en un año se sacan alrededor de 55 mil millones de dólares y se depositan en otras naciones. El primer trimestre es clave debido a que las empresas extranjeras asentadas en México, sacan sus utilidades con el fin de pagar impuestos en sus países de origen. El problema es que el gobierno mexicano, a través de su Secretaría de Economía que encabeza Ildefonso Guajardo, no busca estrategias para fincar raíces en el país.

vsb@poderydinero.mx

@vsanchezbanos

Poderydinero.mx

LEAVE A REPLY