• Muchos empresarios se niegan a aceptarlos por caros

Por Víctor Sánchez Baños

Resulta incomprensible. Mientras crece el número de empresas que durante el segundo trimestre del año utilizaron créditos bancarios, estás no tienen salida y los aceptan a pesar que son tardados los tiempos de resolución, tienen altas comisiones, tasas de interés de agiotismo y, por si fuera poco, las garantías son imposibles de conseguir.

Precisamente el Banco de México en su análisis “Evolución del Financiamiento a las Empresas durante el Trimestre Abril–Junio de 2016” establece que el porcentaje de empresas que utilizó nuevos créditos bancarios fue de 30.7 por ciento, del cual 0.3 por ciento de ellas indicó que, aunque solicitó el crédito, lo rechazó por considerar que era muy caro.

Los empresarios percibieron que los costos del financiamiento bancario, considerando las tasas de interés, comisiones y otros gastos, fueron más elevados en el segundo trimestre. Los principales factores limitantes para utilizar nuevos créditos fueron: la situación económica general (49.6 por ciento de respuestas), las tasas de interés (48.5 por ciento) y los montos exigidos como colateral (46.4 por ciento).

Pero, los datos son más reveladores. El 35.2% de los empresarios estima que necesita pedir un préstamo a la banca en el tercer trimestre, pero las condiciones son inalcanzables.

EN SUMA: Es importante que la banca reconfigure su función social. Si bien las utilidades que logra en México son exageradamente altas a comparación a sus matrices en Europa y Estados Unidos, deben limitar sus apetitos. Pero, en ello también tiene el gobierno federal la obligación de evitar los abusos de los banqueros en México.

Comunícate: vsanchezb@gmail.com        Twitter y Facebook: vsanchezbanos

LEAVE A REPLY