Por Víctor Sánchez Baños

Apareció en el Diario Oficial de la Federación, el fin del fideicomiso del gobierno federal, ProMéxico, creada en el gobierno de Felipe Calderón. Este organismo era una instancia que promovía en varias partes del planeta las exportaciones mexicanas.

Por decisión del Andrés Manuel López Obrador, ahora las Secretarías de Relaciones Exteriores y Economía se harán cargo de esas funciones. Así ocurría hasta Vicente Fox y ProMéxico le daba un impulso mediante inversión y resultados. Ahora, se deja a un aparato burocrático, pero sin recursos.

Países como Tailandia, Corea del Sur, China, España, Vietnam (comunista), entre muchas naciones más, se promueven con organismos especializados en todo el mundo. Los resultados están a la vista. Quienes no se promueven siguen en la mediocridad, como las africanas, centroamericana y otras más.

Tenemos mucho que ofrecer: mano de obra calificada, salarios bajos, clima maravilloso, logística de comunicaciones. Claro, que tenemos acciones adversas, que vienen desde el gobierno como la fala de Estado de Derecho y la violencia.

Muchos empresarios siguen apostando a México. Debemos apostar por ellos, para que traigan al país tecnología e inversión. Esto genera empleos, consumo y más empresas. Bienestar, pues. Aunque se borre Proméxico, no se borra a gobiernos anteriores.

poderydinero.mx

vsb@poderydinero.mx

@vsanchezbanos

LEAVE A REPLY