Por Víctor Sánchez Baños

 

Hace unos días, en una conferencia que día a un grupo de empresarios en pequeños, un presunto comerciante, me calificó de fascista y derechista por que relaté lo daños que genera el bloqueo de las vías de ferrocarril a la salida de los puertos de Lázaro Cárdenas y Manzanillo.

Desde hace dos semanas la Coordinadora del Magisterio, la CNTE, bloqueó la salida de trenes de esos puertos y dejó varadas 8,500 contenedores en las APIs y decenas de barcos que están esperando el momento para bajar sus mercancías. Esto provoca años inmediatos por casi 100 millones de dólares, algo así como 2 mil millones de pesos.

Sin embargo, toda la cadena productiva queda pasmada en el centro del país. Una tercera parte de la productividad de esa zona no se mueve. Millones de toneladas de mercancías, granos, alimentos y combustible está varado en los puertos.

Ese comerciante dijo que él no sufría por lo que le ocurriera a los grandes o pequeños empresarios. Él recibía su mercancía del sureste del país. Quizá a él directamente no le afecta, pero a la postre así ocurrirá, como se lo expliqué.

Primero, los empresarios perderán y repercutirán sus perdidas en el resto de sus productos; eso lo pagaremos todos los mexicanos. Por si fuera poco, la crisis de combustible en El Bajío es otro factor que daña la economía de la región ya que todos, pobres y ricos, verán afectadas sus vidas.

Además, la inflación será galopante y, por si fuera poco, se perderán empleos formales, principalmente en el sector manufacturero que no recibe la materia primas y refacciones para uss trabajos.

Esto es lo que ya ocurre en la economía cotidiana. Este es el daño que provoca la CNTE que, mediante chantajes al gobierno federal, quiere que le den 6 mil millones de pesos. México secuestrado.

poderydinero.mx

vsb@poderydinero.mx

@vsanchezbanos

LEAVE A REPLY