La civilización suele contrariar a la naturaleza

Luis G. Urbina, poeta mexicano

Por Víctor Sánchez Baños

LA INFRAESTRUCTURA TURÍSTICA del país está paralizada en un 88%. Los hoteles están vacíos en las ciudades turísticas por excelencia, como las Riveras Maya y Nayarit, la Ciudad de México y en términos generales, en todo el país. La facturación de hoteles cayó 86%; en restaurantes, 87%, y en tarjetas de crédito, 47%. Se espera que el desplome anual del sector sea superior al 75%, una crisis, obviamente, nunca vista en el mundo. Sin embargo, no es una crisis privativa de México. Esta es internacional, pero en otras naciones saben que la apuesta es actuar de inmediato. En España, el líder de Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, pidió a hoteleros, restauranteros y otros negocios del sector, planificar el regreso a partir del 1 de julio. Para ello pretenden invertir más de 250 millones de euros en dos meses, únicamente en promoción, para que los turistas se fijen de inmediato en la península Ibérica, antes que en cualquier otro país del mundo. Por ello, los mexicanos deberían estar preocupados por enfrentar la segunda pandemia económica, con inversiones en el sector turístico. Lo que se puede vender es la estrategia para evitar contagios y ello, al final de cuentas, será el activo que más ventas genere. La seguridad, en tiempos del coronavirus, es la mejor bandera.

LAS MEDIDAS DE AUSTERIDAD que ordenó el Presidente Andrés Manuel López Obrador a todas las dependencias del Ejecutivo Federal, pretende ahorrar alrededor de 50 mil millones de pesos. Aunque esto no ha sido cuantificado aún por la Secretaría de Hacienda, que encabeza Arturo Herrera, busca ir más allá. Por el momento, a partir del primero del 1 de julio deberán haber recortado subsecretarías de Estado y órganos desconcentrados, la renta de inmuebles, compra de materiales estadísticos y geográficos, impresiones, productos alimenticios, materiales de construcción, productos químicos, farmacéuticos y de laboratorio, combustibles, lubricantes, aditivos, herramientas y refacciones. El oficio es “urgente y categórico”. Aunque ningún trabajador será despedido, no habrá nuevas contrataciones, con lo que espera disminuir (entre jubilados y decesos) un 0.03% de la burocracia. La crisis económica deja más víctimas que el mismo virus. 

POCOS QUIEREN ENDEUDARSE con el Gobierno por sólo 25 mil pesos. Claro, esto es para los micro y pequeños empresarios, que saben que en estos momentos necesitan mucho más que “mil dólares” para pagar nóminas y las rentas, no sirven de nada; sirve ese dinero como una aspirina para combatir el Covid-19. Hay recursos en el sector público para enfrentar la crisis económica. Al inyectar dinero a la economía, esta se reactivará. No por nada John Maynard Keynes, el economista británico que impulsó la economía post depresión de 1929, pensó que la clave de la recuperación es el empleo, cueste lo que cueste. No se deben aniquilar a las empresas y estas se ven beneficiadas por el impulso de obras públicas. Salvó al capitalismo de la primera mitad del siglo XX. Empleo, empleo, empleo es la solución; para ello se necesitan empresas, empresas y más empresas.

DINERO

Para la banca mexicana son varias las preocupaciones inmediatas. En medio de la crisis generada por el Covid-19, está el “frenón de la economía”. Para el presidente de la Asociación de Bancos de México, Luis Niño de Rivera Lajous, debe irse restableciendo de forma moderada lo antes posible, que se reactive el consumo, las exportaciones. Urge -contempla el banquero- poner en marcha el Plan Nacional de Inversión en Infraestructura para aminorar la caída en la actividad. México seguirá como un país atractivo para los inversionistas y las instituciones financieras extranjeras, pero preocupa que el gobierno haya tomado la decisión de frenar la entrada en funcionamiento de plantas de energía eólica y fotovoltaica, las energías limpias, pues.

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA: Grupo Modelo, que preside Cassiano De Stefano, instaló un hospital temporal en Tijuana, Baja California, entidad gobernada por Jaime Bonilla, para atender a pacientes con coronavirus. La unidad médica, instalada en un predio del Hospital General Regional de Tijuana, estará a cargo del Instituto Mexicano del Seguro Social, que dirige Zoé Robledo. Esa instalación contará con Triage respiratorio, áreas de estabilización y hospitalización con capacidad para 60 camas. El hospital entrará en operación en semana y media, para atender, además, a pacientes de Mexicali y Ensenada.

Escúchame de lunes a viernes, de 21 a 22 horas, en “Víctor Sánchez Baños en MVS”

mvsnoticias.com 

poderydinero.mx 

vsb@poderydinero.mx