Con 77 votos a favor el Pleno del Senado aprobó una reforma a la Ley General de Turismo, a fin de que la Secretaría de Turismo impulse acciones para evitar el desperdicio de alimentos en hoteles y restaurantes.

El dictamen señala que la dependencia federal coadyuvará en el mandato del artículo cuarto constitucional, referente al derecho humano a la alimentación, ya que mediante los programas aplicados estará en condiciones de promover el correcto uso de los comestibles dentro de la cadena turística y sean donados aquellos que no se utilicen.

La Ley ya prevé la obligación de establecer que los prestadores de servicios y los turistas participen en los programas para evitar el desperdicio de alimentos y utilizarlos de manera responsable.

El artículo 58 de la Ley General de Turismo prevé estas obligaciones, sin embargo, no todos negocios turísticos ofrecen el servicio de alimentos y, por ende, están impedidos de dar cumplimiento a esa disposición.

En la exposición de motivos, se establece que el combate contra el hambre, es uno de los desafíos más urgentes a nivel global;  193 naciones se comprometieron a cumplir con 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, uno de ellos poner fin al hambre en el mundo.

En la sesión,  se aprobó otro dictamen, con 71 votos a favor, que tiene por objeto la creación del Consejo Nacional para el Aprovechamiento de Alimentos, que formulará la política nacional para la reducción del desperdicio y pérdida de alimentos en el país, así como el aprovechamiento eficiente de los mismos.

Los dictamenes se enviaron a la Cámara de Diputados.

LEAVE A REPLY