El presidente de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, senador Pablo Escudero Morales, expresó, a nombre de la Mesa Directiva, su más sentido pésame a familiares y amigos de los periodistas que han perdido la vida en el ejercicio de su profesión, tras el asesinato del periodista Javier Valdés Cárdenas, el pasado lunes 15 de mayo.

A solicitud del senador Benjamín Robles Montoya, del Grupo Parlamentario del PT, la Asamblea guardó un minuto de silencio por los periodistas asesinados en el ejercicio de su profesión en diversos estados del país.

La Comisión Permanente acordó manifestar su firme compromiso de preservar la existencia de medios de comunicación libres e independientes, como condición necesaria para fortalecer el sistema democrático.

Además, condena energéticamente los reprobables acontecimientos ocurridos en contra de periodistas y lamenta las agresiones de las que han sido objeto, en las que incluso varios de ellos han perdido la vida; reconoce que estas muertes son un duro golpe para el periodismo y la sociedad mexicana.

Los legisladores exigen al gobierno federal, a los gobiernos de los estados y a los municipales ejercer sus funciones jurídicas y de procuración de justicia, que pongan en marcha decisiones contundentes de seguridad, por parte de las autoridades, para brindar garantías de mejora a la labor profesional de los periodistas.

En el texto de su acuerdo, la Comisión Permanente refrendó su compromiso con el ejercicio de la libertad de expresión y de prensa y demandó acciones que brinden certeza al ejercicio de la función periodística; además exigió a las autoridades esclarecer estos hechos para fincar las responsabilidades y castigar a los culpables.

En representación del Grupo Parlamentario del Panal, la diputada Karina Sánchez Ruiz lamentó que México sea considerado como uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo, y que del año 2000 a la fecha se hayan registrado los homicidios de 104 comunicadores.

A nombre de Movimiento Ciudadano, el diputado José Clemente Castañeda Hoeflich calificó de “insuficientes” los pronunciamientos políticos que condenan las agresiones contra los periodistas, frente al gran nivel de indignación que priva en la sociedad mexicana.

El diputado Vidal Llerenas Morales, del Grupo Parlamentario de Morena, señaló que México es un país en guerra que ha llegado al nivel más alto de homicidios de la historia. En un año se registraron cerca de 300 agresiones a periodistas; más de la mitad perpetradas por servidores públicos. “Ese es el tamaño de la tragedia que hoy estamos viviendo”.

Al fijar la posición del Grupo Parlamentario del PVEM, la diputada Lía Limón García exigió garantías para quienes ejercen el periodismo, ya que su ejercicio libre, es pieza clave en la vida democrática. Desde nuestro ámbito, dijo, nos pronunciamos para que se aplique todo el peso de la ley a quienes atentan contra la vida e integridad de este gremio.

El senador del Grupo Parlamentario del PT, David Monreal Ávila, advirtió que las agresiones en contra de comunicadores han tenido un aumento directamente proporcional al crecimiento de la corrupción y la impunidad en México, “lo que significa que los poderosos pretenden callar a punta de pistola a quienes denuncian sus fechorías”.

La senadora del Grupo Parlamentario del PRD, Dolores Padierna Luna, dijo que es facultad del Congreso llamar a cuentas a los principales responsables y, con ello, erradicar la impunidad; por ello, “el procurador General de la República tiene que informar del pobre desempeño de la Fiscalía para la Libertad de Expresión”.

La senadora Rosa Adriana Díaz Lizama, del Grupo Parlamentario del PAN, destacó que el homicidio de Javier Valdés es “la gota que derramó el vaso ante la omisión de las autoridades”, por lo que el gremio de los comunicadores ha expresado “un grito de dolor” y México “está en boca de toda la comunidad internacional”.

Por el Grupo Parlamentario del PRI, la diputada Martha Hilda González Calderón se sumó a las voces que, desde la sociedad civil hasta la Presidencia de la República, demandan mejores condiciones para el ejercicio periodístico.

El senador Benjamín Robles Montoya, del PT, hizo un llamado a la Comisión Permanente para que defina “de una vez por todas su posición ante la ineptitud del Gobierno Federal” y declare formalmente su condena al Ejecutivo “por su incapacidad de resolver uno solo de los crímenes contra periodistas” que se han perpetrado en el territorio nacional en los últimos años.

La senadora del PRI, Diva Hadamira Gastélum Bajo, dijo que el reparto de culpas “no nos lleva a absolutamente a nada” y aseguró que lo que está pasando en este momento no es responsabilidad solamente del gobierno de la República, sino del Estado mexicano.

LEAVE A REPLY