VERACRUZ, VER. Un fuerte derrame de petroleo crudo en la comunidad de El Nanche, municipio de Alvarado, se produjo debido a una toma clandestina, por lo que la carretera federal fue cerrada por varias horas. Personal de Pemex controlo el derrame del hidrocarburo mientras elementos de seguridad acordonaban la zona. FOTOJAROCHA.COM/ Luis Monroy

La Comisión Permanente urgió al Gobierno de la República y a las entidades federativas a tomar las acciones necesarias para revertir el robo de combustible, y evitar el alto costo en vidas humanas, el económico, e incluso el de seguridad, pues, actualmente, el robo de combustible, se estima, que el 20% está bajo control de la delincuencia organizada.

En un intenso debate, los legisladores debatieron sobre el incidente provocado por el robo de combustible en Puebla.

La diputada Karina Sánchez Ruiz, del Grupo Parlamentario del Panal, dijo que el Estado mexicano no ha sabido poner fin a este tipo de acciones, que no sólo ocasionan un daño al patrimonio nacional, sino que también han puesto en peligro la vida de miles de personas y de comunidades enteras.

El diputado Macedonio Tamez Guajardo, del Grupo Parlamentario del Partido Movimiento Ciudadano, consideró que es momento de llamar la atención a la Procuraduría General de la República (PGR) y a la Policía Federal (PF) para que cumplan con su deber “y dejemos de ver estas atrocidades”.

La coordinadora de los diputados del Grupo Parlamentario de Morena, Rocío Nahle García, dijo que este tema se ha dejado crecer por más de una década. Puso como ejemplo que, en 2009, se registraron 13 mil 259 millones de litros de hidrocarburos perdidos y, en 2012, aumentó a más de 18 mil millones, lo que equivale a más de 62 mil millones de pesos.

En este sentido, el senador Miguel Barbosa Huerta, del Grupo Parlamentario del PT, aseguró que la ordeña de ductos de Pemex tiene uno de sus orígenes en la corrupción entre esa empresa y servidores públicos de los tres niveles de gobierno; además, agregó, esta situación no sólo se ha convertido en un fenómeno criminal, sino también de carácter social.

Lía Limón García, del Grupo Parlamentario del PVEM, indicó que Pemex pierde todos los días alrededor de 27 mil barriles diarios como resultado del robo de combustibles, que llevan a cabo las bandas de delincuencia organizada.

Por su parte, la senadora del Grupo Parlamentario del PRD, Dolores Padierna Luna, refirió que en los dos primeros meses del 2017, se realizaron mil 646 tomas clandestinas; en promedio diario, los grupos delictivos han realizado 28 perforaciones en el mismo lapso de tiempo, “nueve perforaciones más, diarias, que el promedio en 2016”.

Para erradicar el problema, el diputado Javier Antonio Neblina Vega, del Grupo Parlamentario del PAN, advirtió que se requiere una solución integral, voluntad política y aplicación estricta de la ley, terminar con la corrupción en Pemex y la complicidad de servidores públicos.

El diputado Benjamín Medrano Quezada, del Grupo Parlamentario del PRI, destacó las pérdidas por el robo de combustible, que ascienden aproximadamente  entre 15 a 20 millones de dólares al año y, en consecuencia, disminuye la recaudación de IEPS por la compra de gasolina.

El diputado del PRD, Jesús Zambrano Grijalva, expuso que se debe saber qué medidas y decisiones toma el Estado mexicano, consideró, principalmente Pemex, y es necesario que informe sobre las inversiones que piensa realizar para modernizar sus esquemas de monitoreo, conducción, flujo de combustibles. También que la PGR, el Centro de Investigación y Seguridad nacional (CISEN) informen que se hace al respecto; y que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) valore en qué medida se debe continuar con el calendario de apertura del mercado en el otorgamiento de ductos.

LEAVE A REPLY