• Casi 25% fue el incremento de la tarifa autorizada por Mancera

Por Víctor Sánchez Baños

Sorpresivamente, el gobierno de Miguel Ángel Mancera, en la Ciudad de México, autorizó un aumento de tarifas en la concesión Autopista Urbana Norte, el segundo piso concesionado, del 24.25%. Este porcentaje es 700 por ciento más elevado que la inflación anual declarada por Banxico.

La justificación oficial indica que la decisión demuestra que las autoridades reguladoras mexicanas reconocen la necesidad de compensar a la compañía por los trabajos finalizados. Sin embargo, no han realizado obras nuevas y los trabajos fueron finalizados desde hace 2 años. Este es un acto que tendrá repercusiones con el resto de la ruta del Segundo Piso, pero en el Estado de México.

En cambio, los inversionistas optimistas piensan que el ajuste al contrato de la concesión Conmex en diciembre de 2012 y el caso de Autopista Urbana Norte, los incrementos de tarifas reducen el diferencial entre las tasas internas de retornos reales y las garantizadas de cada concesión. Las concesiones de OHL México obtuvieron utilidades inferiores contra sus retornos garantizados.

El apapacho del gobierno de la Ciudad de México, le da opciones de un flujo de efectivo de 438 millones de pesos para el primer trimestre. Las utilidades son muy superiores a la recuperación de la inversión en muy pocos años. Un negocio súper redondo con cargo a los automovilistas.

EN SUMA.- Los políticos tienen la habilidad de corromper todo. Una decisión noble como el llevar inversiones a los estados y municipios a cambio de facilidades fiscales, terrenos en comodato para instalar complejos industriales y otros beneficios, intermediar para ganare moches. Así ocurrió en Nuevo León, con la automotriz KIA y en Guanajuato con Toyota.

Comunícate. vsanchezb@gmail.com        Twitter y Facebook: vsanchezbanos

LEAVE A REPLY