Por Víctor Sánchez Baños

Mientras la versión oficial indica que la canasta básica tuvo una inflación, de acuerdo al Índice General del Precios al Consumidor, se ubicó en marzo pasado 4%, a la clase media estaría en el orden del 25 al 30 por ciento.

Las costumbres de consumo de la clase media son diferentes a las de quienes ingresos inferiores a los 50 mil pesos mensuales (2,600 dólares aproximadamente). Por ejemplo, en los “clubes” de mercancías como Cotsco, Sams y City Market, los rpecios se dispararon de diciembre a abril, entre un 15% y un 45%

Paquetes de carne de res, creció 18%; longaniza, 40%; quesos, 16%; uvas, 150%; quesos, 32%; entre muchos productos más. En las tiendas como Walmart, Comer, Fresco, Soriana, Chedraui y muchas más en todos los rincones del país, los precios crecieron más allá de lo que nos indica el Banco de México, en su IPC.

Es una locura que se afecte directamente a los consumidores que ganan más que el salario mínimo. La clase media siempre es la más dañada en las políticas económicas erróneas. Son precisamente quienes, acostumbrados a un ritmo de gasto, tienen que limitarse aún más. Ahí está la verdadera inflación.

poderydinero.mx

vsb@poderydinero.mx

@vsanchezbanos

LEAVE A REPLY