Por Víctor Sánchez Baños

 

Enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el país. Cada día, este padecimiento provoca 274 muerte y por si fuera poco, en México existen 17 millones de hipertensos, 14 millones con problemas de lípidos, seis millones con complicaciones de glucosa y 35 millones con sobrepeso y obesidad.

Sin embargo, independientemente de los costos sociales y al erario público, el costo para tratar a los enfermos y que se carga a las familias es muy elevado.

De acuerdo a información de la Organización Mundial de la Salud, más de medio millón de personas mueren al año en México a consecuencia de enfermedades cardiovasculares derivadas de la alta ingesta de carbohidratos y azúcares, además del alto contenido de sal en los alimentos procesados. Un muerto cada minuto, en el país.

Cada enfermo cuesta en el país alrededor de 4 mil pesos mensuales en caso de diabetes; 7 pesos mensuales en problemas cardiacos (hipertensión) y en infartos cerebrales hasta 50 mil pesos. Esto, independientemente de los costos que absorbe el sistema de salud nacional, ya sea a través del seguro popular o las instituciones como Salud, IMSS, ISSSTE y otras locales en varios estados del país.

Alguna numeralia sobre este tema. La American Heart Association, de Estados Unidos ha subvencionado más de 4 mil millones de dólares en proyectos de investigación, desde 1949. En 2015, analizan 980 proyectos de estudios nuevos con valor de 163 millones de dólares, pero no tuvieron recursos suficientes para apoyar a todos y sólo lograron recaudar 166 millones. Por ello se postergaron muchos proyectos científicos.

Y, estimado lector, sabes cuánto invierte México. ¡Nada! Claro, mientras nuestra realeza, perdón alta burocracia, vive como en los albores de la Revolución Francesa.

poderydinero.mx

vsb@poderydinero.mx

@vsanchezbanos

LEAVE A REPLY