Por Víctor Sánchez Baños

Si quieres conocer el verdadero precio de tu propiedad inmueble, no acudas a los asesores inmobiliarios, ya que éstos por tratar de atraer a clientes, les inflan los precios y es materialmente imposible venderlos a esos precios, por lo que al final se liquidan casas, departamentos y oficinas.

Tras la caída del Peso frente al Dólar, muchos mexicanos pensaron que sus propiedades valdrían materialmente el doble en unos cuantos meses. Sin embargo, los mercados, incluidos el inmobiliario, no se rige por el factor cambiario, sino por las reglas del mercado: oferta y demanda.

Después de una crisis económica, hay menos dinero en circulación y se caen los mercados, incluidos el inmobiliario. Así se disparan los precios de algunos productos que escasean, generalmente los perecederos como los muebles e inmuebles no son necesarios, por lo que no son demandados.

Sin embargo, un factor que influyó en un cambio brusco en los precios de bienes inmuebles en la capital del país, así como en los estados y municipios afectados, fueron los terremotos que azotaron la ciudad de México en septiembre del año pasado. En las zonas afectadas los precios se desplomaron ya que aumentó la oferta. En otros como entidades más retiradas de las zonas sísmicas, los precios se vieron más demandados y el incremento fue de un 3% en los precios.

Los asesores inmobiliarios no utilizan métodos científicos o análisis profesionales. Simplemente explotan un sentido común que no tiene nada qué ver con la realidad económica o financiera. Esto queda complemente comprobado con el stock de viviendas que se quedan sin vender. Un ejemplo está en las zonas residenciales del Valle de México, donde el número de viviendas y oficinas en renta o venta aumentó, con lo que el precio se desplomó.

poderydinero.mx

vsb@poderydinero.mx

@vsanchezbanos

LEAVE A REPLY