Por Víctor Sánchez Baños

Una despiadada guerra entre las más poderosas farmacéuticas en el país, llevan a una crisis en los precios donde el perdedor, como siempre, es el consumidor. Las medicinas que se venden en farmacias así como las que se distribuyen en el sector público federal o estatal, siempre llevan a un comercio criminal con la salud de los mexicanos.

Legisladores como el chihuahuense Patricio Martínez, urgen a reformar la Ley General de Salud para establecer precios justos a los medicamentos en beneficio de la población en general y así evitar la enorme competencia desleal que generan las 14 empresas trasnacionales productoras y distribuidoras de medicinas en el país, quienes imponen costos elevadísimos a sus productos en contra de quienes más los necesitan.

Pese a nuestras leyes, existen monopolios que farmacéuticas que manipulan con los derechos de propiedad intelectual los precios de medicinas.

Una investigación realizada por “The Big Farma Project”, evidencia que los medicamentos en México son hasta 300% más caros que en el resto de América Latina, destacándose los utilizados en tratamientos contra el cáncer, el VIH y la diabetes.

En la investigación citada se mencionan ejemplos como el caso de los tratamientos contra la leucemia que pueden tener un costo de 1,005 pesos al mes, pero que las farmacéuticas llegan a vender en casi 484 mil pesos en México.

La farmacéutica Merck Sharp & Dohme, con el retroviral Atripla obliga al sector salud a comprar Efavirenz, Emtricitabina y Tenofovir por separado, los cuales combina Atripla. Un truco para encarecerlos. Un verdadero asalto.

poderydinero.mx

vsb@poderydinero.mx

@vsanchezbanos

LEAVE A REPLY