Por Víctor Sánchez Baños

Coneval, liderado por Gonzalo Hernández Licona, ha detectado seis mil 751 programas y acciones de desarrollo social en todo el país. De éstos, 233 son federales, tres mil 788 corresponden a los estados y dos mil 730 son municipales.

En diversos diagnósticos se encontraron duplicidades, o que son similares y muchos de ellos están empalmados. A pesar del gasto anual destinado al desarrollo social, estimado en ¡más de 2.1 billones de pesos anuales! Muchos de esos programas se destinan a personas que no lo necesitan y, lo que es un insulto, varios de esos programas sirven para criminales organizados que no tienen el empacho de pedirlo con su nombre y apellidos.

Este fenómeno no es privativo de este sexenio, sino desde que se instituyeron en la administración de Carlos Salinas de Gortari, pese a los severos sistemas de control que son burlados por la misma burocracia.

Sin embargo, los niveles de pobreza en el país se mantienen prácticamente en los mismos niveles históricos. En pocas palabras, ese dinero no ha servido para abatir la pobreza con los resultados esperados.

De acuerdo son la diputada perredista Araceli Saucedo Reyes, quien planteó reformas la Ley General de Desarrollo Social, con el propósito de crear el Registro Nacional de Programas y Acciones para el Desarrollo Social. Orden en la administración y distribución de los recursos. So es saludable para las finanzas públicas.

poderydinero.mx

vsb@poderydinero.mx

@vsanchezbanos

LEAVE A REPLY