Por Víctor Sánchez Baños

A pesar que el proyecto presupuestal del Ejecutivo Federal para la pesca y la acuacultura asciende a un total de 3 mil 724.2 millones de pesos, es insuficiente para lograr impulsar una herramienta alimenticia y de empleo en el país.

Tenemos miles de kilómetros de litorales y mar patrimonial, pero es completamente inexplotado. Es, incluso, saqueado por barcos de banderas asiáticas en el Pacífico, así como de Centro y Sudamérica, en el Golfo de México. No existe la infraestructura suficiente para poder enfrentar a los piratas de los mares.

Eso, en cuanto a la pesca, pero en lo que respecta a la acuacultura, también hay un completo abandono. Los mexicanos podríamos convertirnos en potencias en esa rama proporcionando créditos a los emprendedores que quieran cultivar camarón, trucha, así como decenas de especias que podrían tener un amplio mercado nacional e internacionao.

La acuacultura es la tendencia productiva pesquera mundial. Pero, el presupuesto sólo destinan mil 975.8 millones de pesos, de los cuales mil 588.2 corresponden a Impulso a la Capitalización; 50.3 millones para Fomento al Consumo; 33.5 millones de pesos a Ordenamiento y Vigilancia Pesquera y Acuícola, y 209.5 millones más para al desarrollo de la acuacultura.

La acuacultura podría salvar del hambre a cientos de miles de mexicanos mismos que, en tierra firme, incluso lejanos de mares o ríos podría, cultivar especies de agua dulce o salada. Así podrían mejorar su nivel de vida y alejarse de la pobreza. Pero, los políticos que deciden sobre el presupuesto, son cortos de miras.

poderydinero.mx

vsb@poderydinero.mx

@Vsanchezbanos

LEAVE A REPLY