Por Víctor Sánchez Baños

Si bien Banxico prohibió el cobro de comisiones por retiros en efectivo, consultas de salto, depósitos en cuenta y pagos de créditos, en ventanilla y en cajeros automáticos operados por las propias instituciones es un alivio para el cuentahabiente, no es suficiente.

La concentración del mercado en los grandes bancos redunda en altos costos de operación para los usuarios e inhibe las transacciones de montos bajos, de ahí que muchos mexicanos no tengan acceso a este tipo de sistemas.

Según la Cofece, que preside Alejandra Palacios, en un trimestre se realizaron 365 millones de transacciones en más de 40 mil cajeros automáticos del país. De estas, sólo 17 millones resultaron ser operaciones interbancarias. Además, 98% de las operaciones se hizo con tarjeta de débito.

Más del 90% de estos cajeros se encuentran en zonas urbanas y sólo una mínima pare en regiones rurales lo que obliga a las personas a utilizar cajeros de otros bancos, con el pago correspondiente de la comisión.

En la numeralia, del 35.5% de los adultos que tienen cuenta bancaria, el 24% utilizan cajeros automáticos o sea 17 millones de usuarios.

Además, considerando el salario mínimo y las comisiones actuales que fluctúan entre 20 y 35 pesos, resulta muy caro para los trabajadores. Los números no mienten y denotan el abuso de los grandes bancos en el país. ¿Y así quieren bancarizar al país?

Poderydinero.mx

vsb@poderydinero.mx

@vsanchezbanos

LEAVE A REPLY