Por Víctor Sánchez Baños

De verdad, fue una maravillosa idea el darle categoría de “pueblos mágicos” a 111 ciudades que tienen un encanto especial para atraer turistas nacionales y extranjeros. Por varios años la mayoría de esos “pueblos” reciben recursos del erario para promoción, limpieza y apoyo para infraestructura.

Sin embargo, a lo largo del tiempo no atraen ni a las moscas. Te pregunto: ¿has visitado ciudades como Cosalá, Sinaloa; Jala, Nayarit; Candela, Coahuila; o, Mazunte, Oaxaca?

Y, no te pregunto estimado lector, si en los últimos 5 años, sino en toda tu vida. Es más, ¿has escuchado los nombres de esas poblaciones? El 99 por ciento de quienes nos leen dirán que no.

Si bien el dinero debe destinarse para mejorar las calles, así como la infraestructura turística, es fundamental que se destine una parte de ese dinero para la promoción. Todo lo demás es simplemente dinero tirado a la basura.

Pero, los políticos se sienten orgullosos de ese tipo de medidas financieras que les da más dinero para otras actividades.

Son 600 millones de pesos de presupuesto para esas localidades y no pasa nada porque los alcaldes lo utilizan para el gasto corriente. No hay fiscalización y los políticos creen que es un “premio”. Urge vigilar su uso.

poderydinero.mx

vsb@poderydinero.mx

@vsanchezbanos

LEAVE A REPLY