Por Víctor Sánchez Baños

Empresarios ven la posibilidad de crear otra bolsa de valores en México, lo que representaría una aventura financiera que difícilmente podría “prender”. El motivo es simple: la actual Bolsa Mexicana de Valores, que preside Jaime Ruiz Sacristán, es tan pequeña que algunos la llaman “el monedero de valores”.

Sin embargo, cumple con su cometido: financiar a algunas empresas del sector productivo. Podría crecer mucho, pero mucho más, pero difícilmente lo ha hecho a pesar de tener cautivo el mercado entero.

Por ello, entendemos que el inicio de operaciones de esa nueva bolsa, que se le conocerá como Bolsa Institucional de Valores (BIVA), con el liderazgo de Fernando Pérez Saldívar, no se cumplió como estaba proyectada. Sin embargo, estiman que podría ser en diciembre próximo.

BIVA está a un 85% de avance, aunque todavía no cuenta con la aprobación de las autoridades financieras. De acuerdo a Pérez Saldívar, ya concluyeron los temas regulatorios, la Central de Corretajes y la Secretaría de Hacienda. Por ello, esperan recibir la concesión en breve.

Aún no quedan claros varios aspectos que podría llevar la nueva bolsa. Fundamentalmente, los mecanismos de control y administración, ya que el manejo de grandes cantidades de dinero siempre crea desconfianza. Además, no queda claro si será una bolsa especializada. Otra con los mismos parámetros que la actual, pocos estarían interesados en invertir en ellos.

poderydinero.mx

vsb@poderydinero.mx

@vsanchezbanos

LEAVE A REPLY