Por Víctor Sánchez Baños

No hay quien los frene. Las filiales de los bancos internacionales en México, ganan lo que les da la gana en base a comisiones estratosféricas en los servicios que ofrecen. Desde tarjetas de crédito hasta afores; desde inversiones con tasas bajas, hasta operaciones comerciales. Estas utilidades no las tienen en sus matrices.

Nada más como referencia. Al cierre de marzo pasado, los 23 grupos financieros que operan en México acumularon ganancias por 39.9 mil millones de pesos, 25% por encima de lo reportado en igual mes del año anterior, de acuerdo a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Pero, no se queda ahí. El aumento en las ganancias son consecuencia de un mayor margen financiero de 13.3 mil millones de pesos, 14.2% más en comparación con el mismo trimestre de 2017, seguido de un incremento en el resultado por intermediación de 5.5 mil millones de pesos.

La cartera de crédito total de los grupos financieros fue superior a 4 billones de pesos, con un crecimiento anual de 10.8%. Esto es lo que prestan a los mexicanos.

Ahora bien, cuatro grupos concentraron 67.6% de los activos de los bancos, encabezados por BBVA Bancomer, que lidera Luis Robles Miaja, con 23.7% del mercado; seguido por Grupo Financiero Banamex, con Enrique Castillo, con 14.8%; Santander, al mando de Marcos Martínez, 14.7%, y Banorte, bajo el liderazgo de Carlos Hank González, con 14.4%. A

 

Poderydinero.mx

vsb@poderydinero.mx

@vsanchezbanos

LEAVE A REPLY