• Estiman que a fin del 2016, lograrán $1,400 millones

Por Víctor Sánchez Baños

El nuevo Reglamento de Tránsito para el Distrito Federal trae de la mano toda una estrategia financiera y concesiones para atrapar a quienes violan los lineamientos de ese ordenamiento.

Miguel Mancera, jefe de gobierno de la CDMX, en la segunda mitad de su gobierno, pone en marcha este mecanismo fiscalizador. Esto quiere decir que lo único que busca es generar ingresos al gobierno de la Ciudad de México, por un monto superior a los 1,400 millones de pesos.

Estas cifras son optimistas. Analistas empresariales consideran que el monto real no llegaría a los 400 millones de pesos y los recursos que tendrían mayor impacto, es el dinero negro de las “mordidas” o corrupción policíaca.

Sin embargo, las concesiones para empresas privadas que operan los aparatos de control de velocidad, con las fotomultas, recibirán el mismo tratamiento que los parquímetros. Un pequeño porcentaje va a las autoridades y el mayor a las concesionarias.

La sospecha es evidente. Mancera es un importante aspirante por la izquierda a la candidatura presidencial del 2018 y el gobierno de la Ciudad de México, es un bastión financiero del partido que lo llevó al poder. Para introducir las multas hasta con descuentos del 80%.

Es importante hacer respetar la ley y, especialmente, el reglamento de tránsito que es el primer contacto con la sociedad. Sin embargo, los mecanismos que usan en la CDMX no son los más transparentes.

EN SUMA: ¿Sabes cuánto ha costado la investigación de la desaparición de estudiantes de Ayotzinapa? Pues, la friolera de 20 millones de pesos, sin contar gastos de MP y judiciales.

Correo: vsanchezb@gmail.com Twitter y Facebook: vsanchezbanos

LEAVE A REPLY