Por Víctor Sánchez Baños

Se prevé que para el año 2050, la población mundial alcanzará la cifra de 9 mil 700 millones de habitantes. El incremento poblacional incrementará la demanda de recursos tales como: materias primas, suelo, agua, aire, entre otros, mismos que al podrán escasear.

De esa forma se generará un problema de abastecimiento, disparando los precios de todos los bienes de consumo. Además de todos estos problemas, también se suman los factores relacionados al medio ambiente y la contaminación: las emisiones de dióxido de carbono y el efecto invernadero.

Alemania ya puso especial énfasis en esos temas. Desde hace más de 25 años instrumentó las llamadas Ecozonas, que son áreas geográficas que sólo permiten el acceso a vehículos de poca contaminación, para reducir gradualmente las emisiones de CO2.

A pesar de que los objetivos establecidos por Alemania todavía están lejos de cumplirse, sus esfuerzos son muy significativos y apuntan al lugar correcto.

México, ocupa el noveno lugar entre los países de mayor emisión de contaminantes y esto lo tendrán que pagar las siguientes generaciones, no sólo con inversiones y en efectivo, sino con daños en la salud de un alto porcentaje de la población.

Aún no se entiende, pese a los altos costos presupuestarios, la importancia de cuidar el medioambiente y los ahorros que podrían generarse. Hoy, los daños a la salud únicamente se estiman más de 150 mil millones de pesos anuales; por el deterioro de aguas y tierra, la cifra podría ubicarse en un billón de pesos anuales.

vsanchezb@gmail.com        Twitter y Facebook: vsanchezbanos

LEAVE A REPLY