Por Víctor Sánchez Baños

Además del crecimiento de la participación europea en la industria aeroespacial de México, en particular por medio de The French Connection, especialistas pronostican un incremento considerable de empresas Mexicanas en el sector, que podría alcanzar las 50 firmas para el 2020.

A finales de agosto se realizó en Querétaro la sexta edición de Mexico’s Aerospace Summit 2016, cumbre de negocios especializados en la industria de manufactura aeroespacial, donde sobresalieron pymes nacionales que forman parte de la cadena de suministro de los fabricantes extranjeros en México.

Pero, la calidad, el volumen y las limitaciones financieras han impedido que pymes proveedoras potenciales obtengan contratos con las industrias automotriz, electrónica y de exportación médica, pero en la industria aeroespacial las cosas parecen diferentes.

Hay empresas que se distinguen como Especialistas en Turbopartes, una empresa que fabrica soportes de apoyo que forman parte del desembarco de los diversos modelos de Boeing; Volare, una empresa de ingeniería que diseña y fabrica mobiliario para aviones de pasajeros; y Soisa, un productor de fundas para asientos de aerolíneas que pretende realizar el 20% de todas las nuevas fundas de los asientos de aviones del mundo. Hay, por supuesto, los grandes conglomerados mexicanos activos en la industria, tales como Frisa, que suministra productos para motores a GE y Rolls-Royce. Fructifica el esfuerzo.

vsanchezb@gmail.com        Twitter y Facebook: vsanchezbanos

LEAVE A REPLY