Por Víctor Sánchez Baños

 

La consultora política Integralia, de Luis Carlos Ugalde, recapituló sobre las multas que la autoridad electoral impuso en 14 años, desde el inicio del milenio, 3,376 millones de pesos a los partidos políticos.

La sanción es por violar la ley electoral y hacer trampa en las elecciones. Más de mil millones fueron captadas por ese concepto al PRI y cantidades menores al PAN, PRD y la chiquillería.

La versión oficial y de acuerdo a la ley electoral, el dinero se destina al Conacyt, organismo que en 2005 recibió 456 millones de pesos; 2006, 140 millones; 2007, 226 millones; 2008, 191 millones; 2009, 273 millones; 2010, 87 millones; 2011, 81 millones; 2012, 98 millones; 2013, 93 millones; 2014, 15 millones, y 2015, 18 millones aproximadamente.

Sin embargo, el destino de ese dinero se desconoce ya que es facultad única del director de Conacyt, que ahora es Enrique Cabrero, y se define por un consejo. Todo un aparato burocrático.

Esto se da en el momento que el dinero para por todo un laberinto. Primero que el Tribunal Electoral determine que es justa la multa y después que se entregue a la Tesorería, posteriormente se entrega a ese organismo dedicado a la promoción de la Ciencia y Tecnología. Un galimatías para jinetear al dinero producto del pecado político.

vsanchezb@gmail.com        Twitter y Facebook: vsanchezbanos

LEAVE A REPLY