Por Víctor Sánchez Baños

La minería es un sector que da empleo a una parte de la población. Generalmente, fluyen algunos beneficios de las empresas de explotación minera a las poblaciones cercanas donde se explotan recursos de las entrañas de la tierra.

En 2015 el sector de la minería tuvo inversiones por cuatro mil 630 millones de dólares, lo que representó una caída de 6.4%, debajo de lo invertido en 2014, lejos de los seis mil 576 millones en 2013 y de los 8 mil 43 millones invertidos en 2012

Los datos de la Cámara Minera de México, en su Informe Anual 2016, revelan que esta desaceleración de inyección de capital se debe a que el sector minero en México enfrentó durante el año pasado uno de los peores periodos de su historia. Esto a pesar de que la minería es una de las ramas productivas que más inversión atrae hacia el país.

No obstante, ante las condiciones globales el sector se vio obligado a revisar a detalle sus estrategias de crecimiento, a seleccionar y depurar proyectos, ampliaciones y operaciones para no perder la productividad. A pesar de los vaivenes de los precios internacionales del sector continúa como una de las actividades productivas más importantes del país.

Comunícate: vsanchezb@gmail.com        Twitter y Facebook: vsanchezbanos

LEAVE A REPLY