La política es demasiado a menudo el arte de traicionar los intereses reales y legítimos, y de crear otros imaginarios e injustos.
– Arturo Graf (1848-1913) Escritor y poeta italiano.

Por Víctor Sánchez Baños

El proceso electoral del domingo pasado, dejó a la orilla del camino los prestigios de los dirigentes partidistas. Se fortalecieron Andrés Manuel López Obrador y Alejandra Barrales: los perdedores, a pesar de que sus candidatos obtuvieron triunfos en las urnas, fueron Ricardo Anaya, del PAN, Enrique Ochoa, del PRI y Alberto Anaya del PT.

Además, inició el golpeteo por el 2018 en todos los partidos políticos en donde la guerra más furiosa se da en el PAN. En el PRI, están aparentemente “controlado” por la “disciplina partidista” alrededor del presidente Enrique Peña Nieto. En MORENA, no hay más que Andrés; en el PRD, Miguel Mancera, pese las presiones de “Los 3 Ases” (Arturo Núñez, Silvano Aureoles y Graco Ramírez).

La inscripción más importante es la judicialización del proceso electoral en el Estado de México, sin que las huestes de López Obrador, salgan a las calles o bloqueen avenidas estratégicas de las principales ciudades del país.

En Veracruz, el efecto Eva Cadena, golpeó a Morena. Fortaleció a Miguel Ángel Yunes, quien llevó a la alcaldía a uno de sus hijos (Fernando) y a la catapulta para la gubernatura al otro (Miguel Ángel). Vivir de la política y vivir bien.

Los líderes del PAN, Ricardo Anaya y del PRI, Enrique Ochoa, fueron los fiascos del proceso. Sus militantes, quedaron más que decepcionados. Estos comicios demostraron, en el caso de Anaya, que se desataron las pasiones de los aspirantes presidenciales. Quedan 2: Margarita Zavala y Rafael Moreno Valle, así como la “chiquillería” que poco pinta, hasta el momento. Rafael Moreno, sin mencionar a Margarita la descalifica y ésta, se lanza a la yugular contra Anaya. Algo está orquestando el equipo de Felipe Calderón.

En cuanto a Enrique Ochoa, ni idea tiene de política, ni de procesos electorales. Instintivo, pues.

Andrés, por su parte, manda mensajes de tranquilidad. No saldrá a las calles, como lo hizo en el pasado por lo que ya maneja como “un fraude” en las elecciones del Estado de México. Busca que los analistas nacionales e internacionales no se preocupen por sus impulsos beligerantes. Nadie le cree, pero hace su luchita.

El Estado de México, dejó como enseñanza al electorado que una “pequeña mayoría”, toma decisiones. Sin embargo, así es la democracia. Alfredo del Mazo, ganó sobre Delfina Gómez. El voto anti peje, pesó en un sector de la sociedad. Todavía genera temores el tabasqueño. El PAN, con Josefina Vázquez Mota, quedó en el anecdotario. Mala candidata, que uso la campaña para limpiar acusaciones de fraudes, fue arrasada por un Juan Zepeda del PRD, quien tenían un equipo de asesores de primera línea.

En Nayarit, ganó un cachorro de la política, inmensamente rico. Siempre, su familia y él, han vivido de la política y han hecho fortunas. Perdió un buen político, Manuel Cota. Y Coahuila, la fortaleza de Moreira es impresionante. Operó con los maestros para cerrar los comicios.

Ah, y de la guerra de rumores, encuestas falsas, manejos mediáticos oscuros y subterráneos, platicaremos después, porque esto y más veremos en los comicios del 2018, donde está en juego la Presidencia, el Congreso Federal, así como la mitad de las gubernaturas del país. La sensación será como ver una pelea “ilegal” de perros.

PODEROSOS CABALLEROS: ¿Qué sabrán en el medio financiero que las acciones de OHL, en México se dispararon en la Bolsa Mexicana de Valores tras el triunfo de Alfredo del Mazo? Esta señal es desastrosa desde el punto de vista político. Esto conlleva la idea arraigada de las relaciones del priismo del Estado de México con la poderosa empresa española, dedicada a la construcción de infraestructura y que se encuentra en el ojo del huracán en España y México por presuntos sobornos a autoridades mexicanas, un asunto que se viene manejando desde el 2014. Mala, pero muy mala señal. Flaco favor le hacen a Del Mazo, quien tendrá que desmarcarse de esa conflictiva empresa que encabeza José Millar. *** Juan Ramón de la Fuente, te ofrezco una disculpa por haber mencionado que Javier de la Fuente, alto funcionario de la UNAM, era tu hermano. Sin embargo, me di cuenta que generas pasiones de bots en redes sociales. Reconozco tu valor como siquiatra, pero que seas el caballo negro para la Presidencia en el 2018, falta mucho qué recorrer.

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA: PetStar, la planta de reciclado de PET grado alimenticio más grande del mundo, liderado por Jaime Cámara, hizo un llamado para concientizar a la población acerca de la importancia que tiene el reciclaje. Este proceso genera múltiples beneficios tanto económicos como un fuerte impacto en el medio ambiente. Reduce el consumo de nueva materia prima, ahorra energía y disminuye la contaminación del aire y del agua, así como las emisiones de gases de efecto invernadero. PetStar, en Atlacomulco, Estado de México, entidad gobernada por Eruviel Ávila, recolecta 3 mil 100 millones de botellas de PET al año, equivalente a llenar 2.4 veces el Estadio Azteca para convertirlas en resina reciclada grado alimenticio, misma que es utilizada nuevamente por los embotelladores de la Industria Mexicana de Coca-Cola.

Poderydinero.mx

vsb@poderydinero.mx

@vsanchezbanos

 

LEAVE A REPLY