La medicina es el arte de acompañar al sepulcro con palabras griegas.
– Enrique Jardiel Poncela (1901-1952) Escritor español.

Por Víctor Sánchez Baños

La captura de Tomás Yarrington, exgobernador de Tamaulipas, seguido por el FBI por lazos con el narcotráfico a niveles que llegó a colocarse como “compadre” del expresidente de Estados Unidos, George W. Bush, fue el detonante de la detención en Guatemala del también exgoberandor Javier Duarte.

Yarrington: pesan sobre él acusaciones, desde que era gobernador de esa entidad fronteriza de sus nexos con narcotraficantes y desvíos presupuestales. Esto no era investigado por las autoridades mexicanas, sino desde el 2010 por el gobierno de Estados Unidos por sus nexos con grupos de narcotráfico y por la cercanía con la familia Bush. Las investigaciones se profundizaron con la llegada de la nueva administración estadounidense encabezada por Donald Trump. Los seguían en Europa, por sus nexos con la mafia italiana, especialmente por pesquisas del FBI, al mando de James B. Comey. México, no intervino en la investigación que logró la captura de Yarrington, pero pide la extradición del tamaulipeco por “delitos cometidos en el país”. Sin embargo, no hay una investigación estructurada sobre el político sobre tráfico de drogas, ni sobre el uso ilegal de recursos del presupuesto de esa entidad. En pocas palabras, los sabuesos mexicanos sólo pudieron cara de “what?”

Duarte: esta es una historia muy diferente. Al escuchar a los funcionarios de la PGR que se dieron cita en Guatemala, después de la captura de Javier Duarte de Ochoa, exgobernador de Veracruz, se aprecian datos vagos sobre lo que se robó el político. Se mencionan 38 mil millones de pesos que se malversaron en los 6 años que pasó al frente del gobierno estatal, sin embargo, no dejan claro cuánto se llegó a sus bolsillos y cuánto fue utilizado ilegalmente por sus incompetentes “artes administrativas”. Asimismo, habla de delincuencia organizada, pero no menciona con quienes estaba ligado; ¿con narcotraficantes o políticos? No fueron detenidos ni su esposa, ni su cuñado, ni suegros, a pesar que existen elementos probatorios de ser testaferros y prestanombres de Duarte. En el lenguaje corporal, según un especialista en psicología conductual, estaba “contento y seguro”. Esto llama la atención ya que su familia no fue tocada, ni las propiedades de los miembros de ésta. Al mismo tiempo, sólo le han confiscado una mínima, pero mínima parte de lo que se robó.

En ambos casos se necesitan castigos ejemplares para que no repitan esas historia de abuso de poder; un poder que les prestó el pueblo de México. No dejar las cosas como en los casos del panista Guillermo Padrés, de Sonora, con una insultante cárcel de sólo 2 años; ni del otro azul Armando Reynoso Femat, en Aguascalientes, con 6 años de prisión; los priistas Andrés Granier, de Tabasco; Ricardo Medina, Nuevo León, y muchos decenas de todos los partidos políticos, que hoy viven en la impunidad y disfrutando de cientos de millones de pesos que robaron al pueblo mexicano. Esto es lo que indigna.

PODEROSOS CABALLEROS.- Por cierto, en redes sociales mencionan que las capturas de Yarrington y Duarte, son para generar una “aparente” guerra a la corrupción y buscar que el PRI gane en las elecciones del primer domingo de junio. Nada más equivocado. Estas abonan el camino para disminuir votos a los tricolores. En esa teoría, donde juegan AMLO y Miguel A. Yunes, entre otros, minimizan la inteligencia del colectivo. Los nombres de Duarte y Yarrington, están ligados al PRI. Esto les restará votos y, curiosamente, beneficiará al PAN. *** INFINITI México, liderado por Philipp Heldt, abrió su décimo Centro INFINITI en el país, Cancún, Quintana Roo, entidad gobernada por Carlos Joaquín. Es el primero de tres que se abrirán este año, reflejando el amplio potencial de crecimiento de la marca en el país. *** El nuevo subsecretario de Comunicaciones de la SCT, Edgar Olvera Jiménez, tendrá defender los intereses del consumidor de las telecomunicaciones y la información digital.

AL FINAL DE CUENTAS: La administración de la alcaldesa de la priista Angélica Carreño en Villa Nicolás Romero, Estado de México, recibió un alza en su calificación generada por la HR Ratings, luego de contratar un crédito con Interacciones por 180 millones de pesos, aunque cuenta con una opinión legal insuficiente debido a que aún no se ha podido identificar la facultad del Municipio para haber dispuesto, en diciembre de 2012, de 30 millones de pesos adicionales a los 150 millones originalmente contratados. Mantiene moderado riesgo crediticio, con debilidad en la capacidad de pago ante cambios económicos adversos.

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA.- Con el objetivo de seguir contribuyendo a la detección oportuna del cáncer de mama, General Motors de México, que lidera Ernesto M. Hernández, a través de su marca Chevrolet, se comprometió con la Fundación Cimab, que dirige Elisa Puente, a llegar a más mujeres para sensibilizarlas acerca de la importancia del diagnóstico temprano de este padecimiento.

poderydinero.mx

vsanchezb@gmail.com

Twitter y Facebook: vsanchezbanos

LEAVE A REPLY