Fernando M. Ojeda

Alfonso Romo, jefe de la oficina de la Presidencia, pidió a inversionistas privados de todo México que ayuden al presidente Andrés Manuel López Obrador a que se recupere la confianza en el sector energético, luego de que la semana pasada la agencia calificadora Fitch Ratings degradara la nota de Pemex a ‘basura’ y Moody’s cambiara a negativa la perspectiva de la misma.

La baja en la calificación de la petrolera se da días después de que ambas agencias disminuyeran la calificación soberana del país. “El susto de los aranceles y la baja de la calificación de la deuda soberana es una gran oportunidad para que el sector privado tenga la fuerza y nos ayude a convencer de que en el sector energético sino hay participación, el país no tiene los recursos para la magnitud de lo que necesita”, señaló Romo en el marco de la reunión de Consejeros de BBVA.

A su vez, dijo que con ayuda del sector privado, el Gobierno hará todo lo posible por salvar la calificación de Pemex y regresarle su grado de inversión. Cuando se pierde el grado de inversión, 8 de cada 10 pesos se pierden, enfatizó.

También pronunció  que confía en que este sexenio cierre con un crecimiento económico de 4 por ciento pero que esto no será posible sin la ayuda de empresarios e inversionistas a quienes convocó a cambiar el ánimo en el país.

LEAVE A REPLY