Cifras oportunas (ajustadas por estacionalidad) sobre el crecimiento del PIB en el cuarto trimestre sorprenden positivamente al registrar un avance de 1.0% respecto al trimestre anterior, que resulta el mayor incremento trimestral en el año. Respecto al mismo trimestre del año anterior, la economía mexicana avanzó a una tasa de 1.7% para terminar el año con un promedio de crecimiento de 2.3%.  

A pesar del buen resultado en el agregado nacional, el desempeño de la economía mexicana registra un desbalance a nivel de sectores, con un impulso principal proveniente del sector servicios y una franca debilidad en la industria (con crecimientos anuales de 2.6% y -0.7% respectivamente en el cuarto trimestre). Cabe notar que al interior de la industria, el buen desempeño de la industria manufacturera es contrarrestado por la falta de dinamismo de los sectores construcción y minería petrolera. 

Con esta cifra, sumada a los datos favorables datos de exportaciones de diciembre, se atenúan los temores sobre la desaceleración de la economía mexicana, los cuales venían acentuándose por la caída trimestral del PIB en el tercer trimestre y por el mal desempeño de algunas otras variables ligadas al mercado interno.  

Cabe notar que las cifras originales (sin ajuste estacional) del PIB publicadas por el INEGI señalan un avance anual del PIB de 1.8% para el PIB del cuarto trimestre y 2.1% para todo el año.

LEAVE A REPLY