Nuestras valuaciones bajo la metodología de flujos de efectivo descontados son sensibles al WACC y a las tarifas. Nuestro análisis muestra que las valuaciones basadas en la metodología de flujos de efectivo descontados son sensibles a las fluctuaciones de los WACC, y parcialmente sensibles a los cambios en las próximas revisiones de los Planes Maestros de Desarrollo (PMD) quinquenales. La valuación de OMA bajo la metodología de flujos de efectivo descontados es la menos sensible a los ajustes de las tarifas, ya que la revisión de las tarifas esperada para 2020 debería ser la última del grupo de aeropuertos mexicanos bajo nuestra cobertura y, como consecuencia, su sensibilidad es relativamente moderada debido a razones del valor presente. Obviamente, las revisiones de tarifas no se aplican al aproximadamente 35% de los ingresos del sector mexicano de aeropuertos que no está regulados.

Y ASUR sigue pareciendo vulnerable. El tráfico de ASUR en México aumentó a un CAC de 10% de 2014 a 2016, ya que la depreciación del peso impulsó el turismo procedente de EUA. Lo anterior se compara con el periodo previo de revisión del PMD de ASUR, de 2010 a 2013 (excluyendo el año 2009, impactado por la crisis crediticia), el cual tuvo un CAC del tráfico de 8%. Ya que las tasas de interés a largo plazo promedio son actualmente inferiores a las del quinquenio anterior, y que es improbable que aumenten los requisitos del capex en el próximo PMD, vemos un riesgo de recortes de 1% en las tarifas de ASUR para finales de 2018. A pesar de esta circunstancia, ASUR sigue siendo el único grupo aeroportuario mexicano que cotiza a una desviación estándar por encima del promedio de su múltiplo VC/EBITDA histórico. El mercado espera más detalles sobre las recientes propuestas de fusiones y adquisiciones de ASUR.

Considerable aumento de tarifas de OMA en 2015. Aunque el crecimiento del tráfico de OMA en su anterior PMD no fue necesariamente inferior al de sus rivales, sus tasas de utilización sí lo fueron. Este desempeño relativamente inferior podría haber influido en la decisión de las autoridades reguladoras de conceder a OMA un considerable aumento de las tarifas de 15%, con tan sólo un ligero aumento del capex requerido al fin de su anterior PMD quinquenal en diciembre de 2015.

Revisamos nuestros estimados. Nuestra revisión de estimados de ASUR, GAP y OMA incluye la incorporación de nuestras proyecciones de un peso más fuerte y de los resultados del tráfico en abril y mayo de 2017 en nuestros modelos. Estos ajustes resultan en pequeños aumentos de nuestros Precios Objetivo en dólares para GAP y OMA (aunque se contraen en pesos por el ajuste al estimado del tipo de cambio a 12 meses). Nuestro PO para ASUR se contrae ligeramente (al igual que en pesos), debido a nuestros supuestos más conservadores sobre la inversión de la compañía en el aeropuerto internacional de San Juan.

LEAVE A REPLY